Beni Culturali Soprintendenza Speciale per il Patrimonio Storico Artistico ed Etnoantropologico per il Polo Museale della città di Roma

El lugar y la sede

Foto storica - facciata

Francesco Borromini, Scala elicoidale

Pietro da Cortona - Trionfo della Divina Provvidenza

 

 

En 1623 ascendió al trono papal con el nombre de Urbano VIII, el cardenal Maffeo Barberini. Desde su juventud, el futuro Papa estaba dotado de una cultura humanista refinada que caracterizó el mecenazgo ejercido por él y su familia durante los años de su largo pontificado (1623-1644). La poderosa familia de los Barberini, de origen toscano, quiso, entre otras cosas, construir como sede representativa, una lujosa residencia, digna de las familias romanas más prestigiosas.
La construcción del Palacio Barberini se inició en 1627 bajo la dirección del arquitecto Carlo Maderno (1556-1629), que inicialmente concibió una construcción cuadrangular, que incorporaba la preexistente Villa Sforza, de acuerdo con el esquema tradicional del edificio renacentista, inspirado en el modelo del Palacio Farnese. Sólo después fue desarrollado el proyecto con las alas abiertas que transformó el edificio en un palacio-villa, combinando las dos funciones de casa de representación de la familia papal y de villa suburbana. Esta estructura, usando soluciones comunes a las villas del siglo XVI, aseguraba que el edificio se integrara perfectamente con el ambiente que le rodeaba.
En 1629, con la muerte de Carlo Maderno, se hizo cargo de la gestión de las obras Gian Lorenzo Bernini (1598-1680), que en aquel entonces tenía treinta y un años. Es un tema de debate cuánto material del proyecto inicial, diseñado por Carlo Maderno, fue utilizado más adelante por Bernini. En la obra también trabajó el joven Francesco Borromini (1599-1667), sobrino de Maderno, al que se deben algunos detalles arquitectónicos, además de la escalera helicoidal a la derecha de la entrada. La estrecha colaboración de los dos artistas, ambos vinculados por el anterior proyecto de Maderno, hace que sean muy complejas y polémicas las atribuiciones de muchas partes del edificio. La idea de la logia de cristal sostenida por un pórtico profundo, constituye el núcleo representativo de la construcción, que se concentra en el gran volumen del Salón. Este último, se desarrolla en dos plantas con la gran bóveda pintada al fresco entre 1632 y 1639 por Pietro da Cortona con el Triunfo de la Divina Providencia, glorificación temporal y espiritual del Papa y de la familia Barberini. La composición, cuyo carácter ilusionista potencia la monumentalidad de ese espacio, da inicio a la era de la gran decoración barroca. La fachada del palacio en la Via delle Quattro Fontane resaltaba, con la doble entrada a la derecha y a la izquierda de la arcada, la división de las dos alas sobresalientes del edificio: la del sur, destinada a los miembros del clero, los cardenales Antonio y Francesco Barberini, en la que, en la última planta, el cardenal Francesco, hombre de gran cultura, coleccionista y estudioso había colocado su famosa biblioteca; el ala norte, estaba ocupada, sin embargo, por la rama secular de la familia, originalmente por Taddeo, sobrino de Urbano VIII, y por su esposa Anna Colonna. Los espacios destinados a la Galería Nacional de Arte Antiguo se encuentran en el piano nobile de esta parte del palacio; entre las bóvedas pintadas hay que señalar, en la sala VII, el fresco que representa el Triunfo de la Divina Sabiduría, un ejemplo elocuente de la pintura romana del s. XVII de gusto clásico, realizado entre 1629 y 1633 por Andrea Sacchi. Las dos alas también se diferencian por las escaleras por las cuales se accede a los dos secciones del palacio. A la izquierda del pórtico, se abre la Escalera monumental, atribuida a Bernini, que refleja la tipología clásica del siglo XVI llamada "pozo cuadrado" con una efecto de iluminación espectacular que se puede relacionar perfectamente con el ideal y la sensibilidad artística de Bernini. A la derecha del portal, la escalera de caracol atribuida a Francesco Borromini, conducía a los espacios destinados por el cardenal Francesco para su biblioteca. La escalera se abre con extrema ligereza en torno a un espacio elíptico repitiendo el esquema del modelo del siglo XVI en el Palacio Farnese en Caprarola, obra de Vignola. La entrada actual en la Via delle Quattro Fontane ha sido resaltada por la construcción de la puerta y de la verja, diseñada por el arquitecto Azzurri en 1848 y realizada en 1865, con grandes telamones tallados por Scipione Tadolini

Mibac Minerva Europe Museo & Web
Ministero dei Beni e delle Attività Culturali e del Turismo
Via del Collegio Romano, 27
00186 Roma, Italia
tel. 39 06 67231
http://www.beniculturali.it/
© Tutti i diritti riservati  
Soprintendenza SPSAE e per il Polo Museale della Città di Roma
Piazza San Marco, 49
00186 Roma, Italia
tel. 39 06699941
Galleria Nazionale di Arte Antica in Palazzo Barberini
Via delle Quattro Fontane, 13
00186 Roma, Italia
tel. 39 064814591
e-mal: mailto: sspsae-rm.gnaa@beniculturali.it

 

     

  Valid XHTML 1.0 Strict CSS Valido!

Copyright 2012 Ministero per I beni e le attività culturali - Disclaimer

pagina creata il 04/10/2005, ultima modifica 30/12/2013